Mermelada de fresa con azúcar integral de caña y limón

Mermelada de fresa casera

Mermelada de fresa casera

Hace tiempo publicamos en el blog otra receta para hacer mermelada de fresa casera (con mucho éxito, por cierto), pero en esta ocasión nos apetecía experimentar un poco, así que hemos probado usando azúcar integral de caña, en vez del blanco.

Gracias a este tipo de azúcar conseguiremos una mermelada de fresa con una textura y color increíbles, y además está demostrado que el azúcar integral nos aporta más nutrientes que el azúcar blanco, que solo nos aporta calorías, lo cual es un buen añadido. Aún así estamos ante un producto con bastante azúcar, así que hay que tomarlo con moderación.

Temporada de fresas

Caja de fresas

Como con todas las frutas, la época de recolección varía en función de la zona, pero la temporada de fresas suele empezar en enero y finalizar en mayo. Estamos a finales de abril, y es por eso que nos hemos animado a hacer mermelada ahora que aún hay fresas y están a un precio bastante razonable.

Ingredientes para hacer mermelada de fresa con azúcar integral de caña

– 700gr de fresas (pesadas sin rabito ni hojas)
– 250gr de azúcar integral de caña
– El zumo de 2 limones

Azúcar integral de caña

Granos Azúcar integral de caña

Elaboración de la mermelada de fresa

Hacer mermelada casera es tan tan fácil que no sabemos que hacéis comprando aún mermeladas industriales ;)

Cocinando mermelada de fresa

Se lavan bien las fresas, se les corta el pedículo (el rabito y las hojas verdes) y se trocean en la olla en la que vayamos a cocinar la mermelada. Añadimos el azúcar integral de caña y el zumo de los dos limones. Removemos bien y dejamos un buen rato (nosotros las dejamos media hora más o menos) para que se macere todo y las fresas comiencen a soltar su dulce néctar.

En este punto nos gusta triturarlo todo con la batidora de mano, para que nos quede una mermelada fina y sin trozos. Si a vosotros os gustan podéis dejarlo tal cual, o picar un poco más las fresas, para que no sean tan grandes.

Cocinamos durante unos 40 minutos a fuego medio o hasta que notemos que nuestra mermelada ya tiene la textura deseada. Removed de vez en cuando para que la mermelada no se pegue o se queme, ya que lo echaríamos todo a perder.

Una vez hecha nuestra rica mermelada de fresa tan solo queda comérsela llenar los botes correspondientes. Si tenéis pensado hacer mucha y queréis conservarla bien y que os dure mucho tiempo os recomendamos que esterilicéis correctamente los botes. Para ello podéis echar un vistazo a este artículo.

Mermelada de fresa casera

No nos diréis que es complicado hacer mermelada casera, ¿no? Nosotros de momento estamos encasillados en la mermelada de fresa, pero tenemos pensado abrir nuestra mente a otras mermeladas… ¡se aceptan sugerencias!

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que estás aceptando las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR