Por qué nos vamos a comprar un coche 100% eléctrico

Tesla Model 3 gris

Tesla Model 3 gris

En algunas ocasiones hemos hablado de tecnología, pero creo que es la primera vez en este blog en la que vamos a hablar de coches.

Pero claro, no de un coche cualquiera, no. Vamos a hablar de un coche 100% eléctrico. Os vamos a contar por qué estamos convencidos de que nuestro próximo coche será un Tesla Model 3.

Existen infinidad de webs en las que encontraréis mucha información sobre las ventajas e inconvenientes de usar un coche eléctrico, pero nosotros vamos a compartir nuestra opinión personal.

Medio ambiente

La primera y más importante es reducir las emisiones de CO2 y aportar nuestro granito de arena para frenar el cambio climático y, sobretodo, dejar de colaborar en agrandar la nube de contaminación que existe sobre casi cualquier ciudad.

Seguro que habéis escuchado por ahí que los coches eléctricos contaminan igual que los de gasolina/gasoil, a pesar de no emitir NADA al circular.

Es cierto que generar la electricidad con la que vayamos a cargar el coche produce emisiones pero, aún así, hay una diferencia abismal (unas seis veces menos emisiones, como mínimo). Además, conforme sigamos avanzando en el uso de energías limpias y renovables, cada vez la diferencia será mayor. En la siguiente imagen podéis ver la emisión de CO2 por persona según el tipo de transporte que elijamos.

Comparativa emisiones según tipo de vehículo

Más comodidad y menos gastos

Otra razón de peso es la comodidad. Al ser un coche eléctrico, es decir, sin motor de combustión, es completamente silencioso (excepto por el sonido de los neumáticos, claro), lo cual se traduce en un gran confort interior.

Obviando el hecho de que, de momento, son coches más caros, tienen grandes ventajas en cuanto a gastos de mantenimiento se refiere. Al no tener motor nos olvidamos de revisiones anuales con cambios de aceite, filtros de aire, cajas de cambio y demás historias.

Interior Tesla Model 3

También en el “combustible” nos ahorraremos un buen pico. Teniendo en cuenta que casi todas las cargas las realizaremos en casa de madrugada, teniendo un contrato de electricidad con discriminación horaria, hemos calculado que 100km nos costarían aproximadamente 1€. Esto dependerá, lógicamente, del consumo del coche y la tarifa contratada, pero no debe andar muy lejos de ese precio.

Desventajas del coche eléctrico

No todo el monte es orégano, y el coche eléctrico también tiene sus desventajas, como por ejemplo el precio de compra (el Model 3 tiene un precio de 35000$, pero aún no se sabe cuánto costará en Europa). Al principio es un desembolso importante, pero a la larga creo que compensa con creces. ¿Hemos dicho ya que, al no haber rozamiento o desgaste en el motor, puedes hacer 400.000 kilómetros (o más) sin problema? Veis, hasta el apartado de desventajas se acaba convirtiendo en cosas buenas ;)

Tesla Model 3 gris

La autonomía y el tener que buscar puntos de carga es una de las cosas que suelen echar para atrás en un primer momento. Pero si se dispone de un punto de recarga en casa (cochera o garaje comunitario) el problema se reduce mucho, pues podemos salir cada mañana de casa con una autonomía de más de 300km.

Cuando hagamos un viaje largo habrá que planificar las paradas con antelación y hacerlas más a menudo, algo que además es muy aconsejable, pero podemos sacarle partido y aprovechar para estirar las piernas, tomar un café, comer… Aún así, si comparásemos la suma de todas las paradas durante un año entero con un coche eléctrico y otro “normal”, con éste último sería muchísimo más tiempo, pues con el de gasoil/gasolina no puedes salir “lleno” de casa cada día.

¿Y por qué Tesla?

Los coches de Tesla nos han cautivado desde que hemos sabido de ellos. Estética y tecnológicamente son una auténtica pasada, y además se están diferenciando del resto gracias a un servicio de atención al cliente y unas garantías sorprendentes.

Tesla Supercharger

Pero sin duda lo mejor de tener un Tesla es que puedes acceder a su red de supercargadores: estaciones de carga súper rápida que tienen instaladas por todo el mundo (bueno, Estados Unidos, Europa y Asia). Gracias a estos supercargadores puedes afrontar cualquier viaje largo con tranquilidad pues siempre tendrás alguno en ruta para repostar, y en 30-40 minutos podrás continuar la ruta.

Antiguamente estos cargadores eran gratuitos para cualquiera que tuviese un Tesla, pero ya no. Aún así Tesla nos regala 400kWh al año, que viene a ser energía para unos 1600km, algo que en la mayoría de los casos cubrirá todos los viajes.

Además de esta red de supercargadores (que sigue creciendo), los usuarios de Tesla también pueden acceder a una red de lo que llaman cargadores en destino: establecimientos colaboradores, como áreas de servicio, restaurantes y hoteles que nos permitirán cargar el coche de forma gratuita si nos convertimos en clientes del establecimiento.

Red de supercargadores Tesla en Europa
Las rojas son estaciones ya existentes, las grises estarán terminadas en menos de un año

Por ejemplo, si hacemos un viaje largo y tenemos que dormir por el camino, podemos buscar un hotel con estos cargadores y así “repostamos” gratis. Este tipo de viajes requerirán algo más de planificación, pero al final puede ser hasta divertido.

En definitiva se trata de un cambio importante de mentalidad, pero tenemos claro que esto es el futuro, y la verdad es que nos apetece dar el salto cuanto antes podamos… algo que decidirá en gran parte nuestra cartera.

De aquí a un año y medio os contaremos en qué queda todo…

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que estás aceptando las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR