Receta fácil de galletas de mantequilla

Galletas de mantequilla

Galletas de mantequilla
Al escuchar galletas de mantequilla os vendrá a la mente el recuerdo de esas galletas danesas que solían venir en latas redondas, ¿verdad? Pues bien, os aseguramos que con esta receta fácil de galletas de mantequilla vais a volver a saborearlas.

Os aseguramos que es una receta muy sencilla de llevar a cabo (la encontramos en el blog Uno de dos), y en la que es muy complicado fallar. Nosotros las hemos hecho ya varias veces y siempre han salido perfectas. Así que ya no tenéis excusa para hacer vuestras propias galletas de mantequilla caseras, perfectas para acompañar el café de media tarde.

Ingredientes para unas 30 galletas

  • 125 gr de azúcar glas tamizado
  • 200 gr de mantequilla en punto pomada
  • 400 gr de harina de repostería
  • 1 huevo
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla o azúcar vainillado
  • 1 pizca de sal

Elaboración de las galletas de mantequilla

Nosotros somos solo dos en casa, así que normalmente hacemos la mitad de la receta, usando justo la mitad de los ingredientes. Lo más difícil en este caso sería el huevo, ya que nosotros usamos un huevo pequeño. Lo que podéis hacer es usar la mitad de un huevo de tamaño normal, y usar el resto para hacer una tortilla por la noche, por ejemplo.

Mantequilla en punto pomada

Lo primero será poner la mantequilla en punto pomada, un punto en el que no está ni derretida ni sólida, sino cremosa, como una pomada. Lo que hacemos nosotros para llegar a este punto es derretirla en un cazo a fuego lento, y después pasarla a un bol y meterla en el frigo, revisándola cada pocos minutos, hasta que veamos que está en punto pomada (en las fotografías podéis ver el aspecto que debe tener). Normalmente creo que se hace usando el microondas, pero nosotros no tenemos, así que lo hacemos así.

Azúcar glas para galletas

Una vez que tengamos la mantequilla en punto pomada le añadiremos el azúcar glas tamizado (si tenéis un tamizador, genial, si no podéis usar un colador, como hacemos nosotros), y vamos mezclando bien con ayuda de las varillas. No hemos probado a hacer esta receta con azúcar normal, pero seguro que también queda genial. Seguramente saldrán más crujientes.

Huevo para galletas

Añadimos el huevo batido (o la mitad si habéis decidido hacer la mitad de la receta) y seguimos mezclando bien. Este es el momento de añadir la esencia de vainilla o azúcar vainillado. Si no tenéis no pasa nada, pero le da un punto muy bueno a las galletas.

Harina tamizada para galletas

Ahora le toca el turno a la harina con la pizca de sal, también tamizada, y seguir mezclando bien con las varillas, hasta que esté todo más o menos unificado. En este punto comenzaremos a tener una masa granulosa, así que será el momento de volcar la mezcla en la encimera, remangarse y meter las manos.

Amasando galletas

No se trata de amasar, sino más bien de ir unificando bien el resto de la harina, hasta que nos quede una masa bien prieta y sin restos de harina.

Masa de galletas

Masa de galletas

Masa de galletas

Colocamos un papel de hornear sobre la mesa, encima ponemos nuestra bola de masa de galletas, otro papel encima y, con ayuda de un rodillo, vamos aplanando la masa, hasta que tengamos una plancha uniforme del grosor deseado. En las fotos podéis ver el grosor que le hemos dejado nosotros, unos 5 milímetros, milímetro arriba, milímetro abajo. Esta plancha habrá que guardarla en el frigorífico durante un par de horas, para que se endurezca un poco y se pueda cortar bien.

Masa de galletas cortada

Pasado este tiempo precalentamos el horno a 180 grados con calor por arriba y por abajo, sacamos la masa del frigorífico y vamos cortando nuestras galletas. Si no disponéis de algún cortador específico podéis hacerlo usando algún vaso del revés, con el borde.

Colocamos todas las galletas sobre la bandeja del horno, introducimos y horneamos durante unos 15-20 minutos (este tiempo dependerá de cada horno), o hasta que veamos que los bordes están doraditos.

Galletas de mantequilla caseras

Sacamos del horno, dejamos enfriar, nos hacemos un café o un chocolate caliente, y a disfrutar de nuestras galletas de mantequilla caseras!

Galletas de mantequilla caseras

Galletas de mantequilla caseras

Esperamos que os guste esta receta de galletas y, sobretodo, que os animéis a hacerla… bueno, y que nos contéis qué tal os ha ido :)

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que estás aceptando las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR