Artículos con la etiqueta“Pizza”

Una pizza cuatro quesos fácil y rápida

Pizza cuatro quesos
Ya sabéis que este blog se llama Una casa con vistas, pero perfectamente se podía haber llamado Una casa con pizzas, porque desde que aprendimos a hacerlas caseras se han convertido casi en una piedra angular de nuestra alimentación (tranquilas mamás, que comemos también otras cosas).

Lo bueno de hacer pizzas caseras es que puedes dejar volar la imaginación y aderezarlas con lo que más te apetezca, o incluso con lo que tengas a mano en la nevera. Hoy os queremos enseñar como hacemos la pizza cuatro quesos, a ver qué os parece.

Por cierto, hace tiempo que publicamos la receta de la masa casera de pizza, y es bien sencilla, así que los que seguís comprando pizzas precocinadas no tenéis excusa (o perdón de dios, que dirían algunos).

Una pizza casera impresionante

Pizza casera
Al menos un dia a la semana nos encanta cenar una rica pizza casera hecha por nosotros mismos. Siempre intentamos realizar alguna variación, ir probando cosas… pero hoy queremos compartir con vosotros la versión más sencilla.

Digamos que es la base. A partir de esto, solemos añadir algunas otras cosas, como bacon, pimiento verde, rúcula, etc. En un próximo artículo compartiremos algunas variantes interesantes (estamos abiertos a propuestas, por cierto).

Ingredientes de la pizza casera

  • Tomate frito
  • Mozzarella fresca (de las que vienen en forma de bola en un paquete individual)
  • Unos 80 grs de pechuga de pavo
  • Queso de cabra
  • Queso parmesano
  • Orégano
  • Pimienta negra

Como elaborar la pizza casera

Lo principal será hacer la masa de la pizza y la salsa de tomate casera. Solo así conseguirás una auténtica pizza perfecta, casera cien por cien.

Una vez que tengamos nuestra bola de masa, la estiramos con la ayuda de un rodillo -si no disponemos de un rodillo podemos usar una botella vacía de vino-. A nosotros nos gusta dejarla bastante fina, pero esto es un poco a gusto de cada uno. A continuación untamos la pizza generosamente con la salsa de tomate y metemos al horno, previamente precalentado, a 180-200º durante unos 15 minutos.
Cocinando la pizza
Esto de meter primero la masa solo con el tomate es un pequeño truco que descubrimos gracias a Arguiñano, y sirve para que la masa se cocine casi del todo antes de añadir los demás ingredientes, que no necesitan ser cocinados, y que al final nos quede mucho más crujiente.

Los tiempos y las temperaturas variarán entre diferentes hornos, así que lo mejor es estar pendientes, y sacarla cuando veamos que la masa ya no está blanda.

Una vez veamos que la masa está en su punto, será el momento de sacarla y añadir el resto de ingredientes; primero repartiremos la mozzarella desmenuzada por toda la base, a continuación la pechuga de pavo y el queso de cabra (también desmenuzado).
Para finalizar rallaremos un poco de parmesano y espolvorearemos orégano y un poco de pimienta negra recién molida.

Volvemos a meter al horno durante otros 15 minutos, más o menos, sin variar la temperatura, o hasta que veamos que los ingredientes están a nuestro gusto y la masa está crujiente (se humedecerá un poco al principio con la mozzarella).
Detalle pizza casera
Un pequeño truco para que la mozzarella no tenga tanta humedad es sacarla del paquete una o dos horas antes de hacer la pizza, desmenuzarla sobre un plato con papel de cocina y meterla en el frigorífico hasta que vayamos a usarla.

El último paso, y el mejor, es sacar la pizza, cortarla y disfrutarla, a ser posible entre buenos amigos. Esperamos que probéis a hacerla o, si ya las hacéis, que compartáis vuestros trucos y consejos con nosotros.

Masa de pizza casera

Masa de pizza casera
Hace mucho tiempo descubrimos, gracias al gran Jamie Oliver, que hacer pizza casera no era tan difícil, y desde entonces abandonamos por completo las pizzas prefabricadas y no hemos vuelto a levantar el teléfono para pedir ninguna a Telepizza o equivalentes :)

Hoy queremos compartir la receta que usamos nosotros, que nos da para hacer 8 pizzas perfectas para dos personas.

Los ingredientes que necesitas

  • 1 kg. de harina de fuerza
  • 650 ml. de agua tibia
  • Una cucharada rasa de sal
  • Una cucharada rasa de azúcar
  • 2 sobres de levadura de panaderia seca (unos 12 grs.)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Lo que tienes que hacer

Mezcla en un recipiente el agua templada con la levadura, el aceite y el azúcar, y viértelo todo en un bol, donde previamente has mezclado la harina con la sal.

Mezcla todo bien, hasta que tengas una masa que ya no puedas manejar en el recipiente. Entonces es el momento de volcarla en la mesa de trabajo y amasar. Recuerda echar harina en la mesa, para que no se te pegue la masa.
Si notas que se te pega en las manos, añade más harina.
Hacer masa de pizza casera
Al final tiene que quedar una masa suave y elástica.

Una vez amasada, déjala reposar durante 1 hora en un recipiente tapado con un paño húmedo. Con esto conseguiremos que la levadura actúe y la masa doble el tamaño.

Conseguirás una buena cantidad de masa, así que tendrás que dividirla. Como comentamos antes, nosotros solemos dividirla en ocho partes iguales. Cada una de estas pequeñas masas es perfecta para hacer pizza para dos personas.

A no ser que te vayas a comer las 8 pizzas el mismo dia (cosa poco probable!), te recomendamos envolver cada masa en film transparente y guardarlas en el congelador.
Lo único que tienes que hacer el dia que quieras comer pizza es acordarte de sacar la masa con unas horas de antelación.

En próximos artículos compartiremos algunas pizzas con vosotros, y esperamos que nos comentéis vuestras combinaciones preferidas, claro!

¿Os apetece una cuña? :)

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que estás aceptando las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR