Artículos con la etiqueta“tomate”

Una pizza casera impresionante

Pizza casera
Al menos un dia a la semana nos encanta cenar una rica pizza casera hecha por nosotros mismos. Siempre intentamos realizar alguna variación, ir probando cosas… pero hoy queremos compartir con vosotros la versión más sencilla.

Digamos que es la base. A partir de esto, solemos añadir algunas otras cosas, como bacon, pimiento verde, rúcula, etc. En un próximo artículo compartiremos algunas variantes interesantes (estamos abiertos a propuestas, por cierto).

Ingredientes de la pizza casera

  • Tomate frito
  • Mozzarella fresca (de las que vienen en forma de bola en un paquete individual)
  • Unos 80 grs de pechuga de pavo
  • Queso de cabra
  • Queso parmesano
  • Orégano
  • Pimienta negra

Como elaborar la pizza casera

Lo principal será hacer la masa de la pizza y la salsa de tomate casera. Solo así conseguirás una auténtica pizza perfecta, casera cien por cien.

Una vez que tengamos nuestra bola de masa, la estiramos con la ayuda de un rodillo -si no disponemos de un rodillo podemos usar una botella vacía de vino-. A nosotros nos gusta dejarla bastante fina, pero esto es un poco a gusto de cada uno. A continuación untamos la pizza generosamente con la salsa de tomate y metemos al horno, previamente precalentado, a 180-200º durante unos 15 minutos.
Cocinando la pizza
Esto de meter primero la masa solo con el tomate es un pequeño truco que descubrimos gracias a Arguiñano, y sirve para que la masa se cocine casi del todo antes de añadir los demás ingredientes, que no necesitan ser cocinados, y que al final nos quede mucho más crujiente.

Los tiempos y las temperaturas variarán entre diferentes hornos, así que lo mejor es estar pendientes, y sacarla cuando veamos que la masa ya no está blanda.

Una vez veamos que la masa está en su punto, será el momento de sacarla y añadir el resto de ingredientes; primero repartiremos la mozzarella desmenuzada por toda la base, a continuación la pechuga de pavo y el queso de cabra (también desmenuzado).
Para finalizar rallaremos un poco de parmesano y espolvorearemos orégano y un poco de pimienta negra recién molida.

Volvemos a meter al horno durante otros 15 minutos, más o menos, sin variar la temperatura, o hasta que veamos que los ingredientes están a nuestro gusto y la masa está crujiente (se humedecerá un poco al principio con la mozzarella).
Detalle pizza casera
Un pequeño truco para que la mozzarella no tenga tanta humedad es sacarla del paquete una o dos horas antes de hacer la pizza, desmenuzarla sobre un plato con papel de cocina y meterla en el frigorífico hasta que vayamos a usarla.

El último paso, y el mejor, es sacar la pizza, cortarla y disfrutarla, a ser posible entre buenos amigos. Esperamos que probéis a hacerla o, si ya las hacéis, que compartáis vuestros trucos y consejos con nosotros.

Salsa de tomate casera

Salsa de tomate casera
Bueno, el titulo es un poco engañoso, porque realmente no vamos a preparar una salsa de tomate desde cero (eso lo haremos más adelante). Aún asi, es una forma genial de tener una salsa de tomate con un sabor increíble, y hecha en parte por nosotros mismos, y a nuestro gusto.
Lo ideal es asegurarse de que el tomate triturado que vamos a usar no tenga aditivos, solo tomate.
Os animámos a que le deis una oportunidad :)

Ingredientes

  • 1 Lata de tomate triturado
  • 2 Cucharaditas de azúcar
  • 1 o 2 Dientes de ajo picados
  • Un puñado de hojas de albahaca fresca

Albahaca y tomate

Preparación

Echa un chorreón generoso de aceite de oliva virgen extra en una sartén, y añade el ajo picado cuando esté caliente.
Una vez que el ajo esté un poco dorado, añade la lata entera de tomate triturado, el azúcar y la albahaca. Remueve un poco y tápalo.

Tendrás que dejarlo unos 20-30 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando.

Una vez transcurrido este tiempo, tendremos una salsa de tomate prácticamente casera, con un sabor espectacular, perfecta como base para pizzas, salsa para todo tipo de pasta, etc.

El primer tomate, directo al plato

Tomate aliñado

¡Por fin hemos podido coger nuestro primer tomate de la temporada!
En las fotos se puede ver el increíble color rojo que ha adquirido, pero el sabor os lo vais a tener que imaginar… solo os podemos decir que tiene un sabor más impresionante aún que el aspecto, así que ya os podéis hacer una idea :)

Y qué mejor para disfrutar de un tomate totalmente natural y libre de abonos y pesticidas que un simple aliño de toda la vida: un chorrito de aceite de oliva virgen extra, una pizca de sal y orégano. Sin más.

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que estás aceptando las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR