Antes y después: un salón setentero con tonos rosas y dorados

Antes y después salón setentero rosa

Gracias a nuestras amigas de A Beautiful Mess (bueno, no son amigas, pero las seguimos desde hace tanto que ya son como de la familia) hemos descubierto una de las reformas más sorprendentes de los últimos meses.

Se trata del antes y después de un salón setentero con tonos rosas y dorados. Un color atrevido que no gusta a todo el mundo pero que, hay que reconocerlo, le da una personalidad increíble al nuevo espacio.


Salón rosa remodelado

Estamos ante un salón de buen tamaño, diáfano, con un gran ventanal y una chimenea situada en una pared de ladrillo visto, así que la base es ya bastante buena para trabajar y crear una reforma interesante, aunque el problema eran las tonalidades elegidas, que lo hacían parecer oscuro y antiguo.

Chimenea en pared blanca de ladrillos

Lo principal que se ha hecho para conseguir aportar más luminosidad al salón ha sido pintar la pared de ladrillos de color blanco y sustituir el suelo oscuro por una madera más clarita. De esta forma ha ganado un montón de espacio y luz.

Estantería sobre pared rosa

El siguiente y definitivo paso ha sido decantarse, como decíamos al principio del artículo, por una decoración de lo más atrevida, en tonos rosas y dorados, además de un sofá curvado que se ha convertido en el protagonista de la estancia.

Salón rosa reformado

Además de los detalles rosas que podemos ver en los cojines y la alfombra, las paredes han sido las elegidas para mostrar en todo su esplendor este atrevido color en combinación con elementos decorativos blancos. Tenemos que admitir que, sin ser el rosa nuestro color favorito, nos parece una combinación interesante y que funciona muy bien.

Las plantas colgantes y los toques dorados de la lámpara del techo y una de las mesillas terminan de redondear este sorprendente salón de estilo setentero.

Detalles decorativos dorados

Moraleja: no hay que tener miedo a la hora de expresar nuestras inquietudes creativas y gustos en la decoración de nuestra casa, pues podemos conseguir resultados interesantes e inesperados. Y si nos acabamos cansando es tan fácil como coger el rodillo y ponerse a pintar.

Fotografías | A Beautiful Mess

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que las estás aceptando. Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies