Artículos de la categoríaPostres

Receta de natillas caseras, perfectas para la merienda

Natillas caseras

Junto al flan, podríamos decir que las natillas han sido las auténticas reinas de los postres desde hace muchos años. Al menos en nuestra infancia eran todo un clásico después de comer, o para la merienda.

Las natillas caseras son las más ricas, así que nos hemos puesto manos a la obra para hacer una tanda para la merienda y, de paso, os explicamos cómo las hacemos nosotros. Una receta de lo más sencilla.

Polos estilo Calippo con los moldes de Lidl

Moldes polos Calippo

Los amigos de Lidl son muy apañados y nos han enviado lo que ellos denominan un «Kit de supervivencia para el verano«, y la verdad es que si, trae todo lo necesario para sobrevivir a la estación más calurosa del año.

Cesta verano regalo Lidl

Cesta verano regalo Lidl

El capazo (nos encanta ese nombre) que nos han enviado contiene cremas solares, aftersun, spray y vela antimosquitos, cerveza, shandy, una cubitera para servir hielo picado y unos moldes para hacer polos tipo Calippo.

Molde polos Calippo

Al ver estos últimos moldes nos acordamos al instante de nuestra rica limonada casera, así que nos pusimos a hacer y rellenamos los moldes. Después de una noche en el congelador teníamos unos polos ricos y refrescantes, perfectos para estos calores :)

Una vez más queremos agradecer a Lidl que se acuerde de este humilde blog para presentar sus productos.

Si os apetece podéis daros una vuelta por la página de Facebook y Twitter de Lidl.

Una receta de tiramisú muy especial… en una maceta!

tiramisú en maceta

Hace tiempo que queríamos publicar en el blog una receta de tiramisú, un postre muy sencillo de llevar a cabo y muy rico, pero además queríamos hacerla de una forma un poco diferente.

Al final nos hemos animado con una presentación de lo más original y sorprendente… en una maceta! Si, si, como lo lees, un tiramisú en una maceta. Además, ahora que se acerca la Navidad es un postre a tener muy encuenta, como por ejemplo para la comida del día de Reyes.

Imaginaos la cara de vuestros comensales cuando plantéis (y nunca mejor dicho) sobre la mesa varios maceteros, con su flor y todo, y les digáis que ese es el postre. Digno de una foto, sin duda.

Libro de recetas Clandestine cake club

Libro de recetas Clandestine Cake Club
Estas pasadas Navidades hemos recibido cantidad de regalos geniales, que seguramente os iremos mostrando poco a poco por aquí.

Concretamente hoy nos gustaría mostraros uno de ellos: el libro de recetas Clandestine cake club, lleno de increíbles recetas de dulces y, sobretodo, tartas.

Nosotros no lo conocíamos, pero parece ser que el Clandestine cake club es realmente un club, creado en 2010 por Lynn Hill, en el que se dan cita amantes de los pasteles y la repostería en general.

Helado de chocolate casero sin heladera

Helado de chocolate casero
Sentimos el largo parón que se ha producido en Una casa con vistas durante el mes de agosto, pero realmente necesitábamos tomarnos un descanso, para despejar la mente y comenzar la nueva temporada llenos de ideas para el blog… y así será, ya veréis.

Pese a que parece que los calorazos estivales han pasado a mejor vida, aún sigue apeteciendo comerse algún helado de vez en cuando (a nosotros nos apetece todo el año!), y que mejor que un helado de chocolate casero, ¿verdad?.

Al principio pensábamos que hacer helados caseros sería muy complicado, y más aún sin disponer de heladera, pero nada más lejos de la realidad. Es muy sencillo, y el resultado es espectacular, además de saber exactamente lo que te estás comiendo, y la calidad de los ingredientes.

La receta la hemos sacado de la web Denikatissen, y es perfecta tal cual, así que no hemos realizado ninguna modificación. En la misma web podéis encontrar una gran variedad de recetas de helado, así que echadles un vistazo.
Ingredientes del helado de chocolate

Ingredientes para elaborar helado de chocolate casero

  • 140 gr. de chocolate negro
  • 480 ml. de nata líquida (35% m.g.)
  • 3 cucharadas de cacao en polvo alcalinizado (más info)
  • 240 ml. de leche
  • 150 gr. de azúcar blanco
  • 4 yemas de huevo mediano
  • ½ cucharadita de extracto natural de vainilla

Cómo hacer helado de chocolate casero

Lo primero que haremos será rallar el chocolate en un bol grande y reservar. Nosotros lo que hacemos es «picarlo» sobre una tabla con un cuchillo bien afilado.

A continuación pondremos un vaso del total de la nata en un cazo, junto con el cacao en polvo, y lo llevaremos a ebullición removiendo constantemente, para que se mezcle bien. Cuando empiece a hervir bajamos el fuego y lo dejamos hervir durante 30 segundos sin dejar de remover. Esta mezcla la echaremos sobre el chocolate que rallamos con anterioridad, y lo removeremos todo bien, hasta que veamos que se ha derretido todo el chocolate y está todo bien mezclado. Añadimos el resto de la nata y mezclamos todo bien.

Batimos las yemas en un bol y reservamos. En otro cazo calentaremos la leche con el azúcar hasta que éste se disuelva completamente, y lo retiramos del fuego. Una vez que se haya templado, lo iremos añadiendo poco a poco sobre las yemas batidas, sin dejar de remover para que no cuajen. Devolvemos la mezcla al cazo y calentamos a fuego lento, removiendo constantemente para que la crema no se queme.

Este paso es critico, pues es bastante fácil que se nos acabe cuajando el huevo y adquiera una textura indeseada. Según la web Denikatissen estará lista cuando la crema se adhiera al dorso de la cuchara y al pasar un dedo deje un surco bien marcado (unos 5-8 minutos).

Echamos la mezcla sobre la crema de chocolate pasándola por un colador, añadimos el extracto de vainilla, removemos todo bien y dejamos enfriar antes de meter en el congelador.
Helado de chocolate casero

Helado cremoso sin heladera

El truco para conseguir un helado cremoso aún no disponiendo de heladera es sencillo: después de introducir el bol con la mezcla en el congelador tan solo hay que remover con las varillas cada 40-50 minutos, durante 2 o 3 horas, para sí romper los cristales de hielo que ser irán formando.

Aún así, este helado tiende a ser bastante cremoso de por sí (debe ser por la cantidad de nata y los huevos), así que no se formará mucho hielo.

Esperamos que probéis este delicioso helado de chocolate casero, os aseguramos que no podréis para de comer!

Bizcocho de dos colores

Bizcocho dos colores
La verdad es que nos encanta hacer bizcocho (y comerlo, claro). Deben habérnoslo pegado nuestras madres, que siempre se han dado mucha maña haciéndolos. Tenemos bien guardadas sus recetas, por supuesto.

Pero esta receta de bizcocho de dos colores, tipo bizcocho mármol, la descubrimos en el blog de El cocinero fiel, blog que os recomendamos encarecidamente, por cierto. Nos pareció interesante intentar conseguir ese acabado de dos colores que tan solo habíamos visto en los bizcochos comprados.

Nos sorprendió descubrir que no es nada complicado dominar esta receta, así que hace tiempo que la tenemos apuntada y de vez en cuando nos damos un homenaje bizcochero. Os animamos a que intentéis hacer este bizcocho de dos colores, ya veréis como os encanta!

Ingredientes

  • 3 Huevos
  • 1 Yogur natural azucarado (usaremos el vasito para las siguientes medidas)
  • 1 medida y ½ de azúcar
  • 3 medidas de harina
  • ½ medida de aceite
  • 1 sobre de levadura química
  • Ralladura de la piel de media naranja
  • Cacao en polvo (unas dos cucharadas soperas)

Ingredientes para el bizcocho de dos colores

Elaboración

Dividimos las claras de las yemas, y echamos estas últimas en un bol amplio junto con el yogur, el azúcar, la levadura y el aceite, mezclando bien con las varillas. A continuación vamos echando poco a poco la harina tamizada (podemos usar un colador) y removiendo, hasta que esté toda la harina bien incorporada.

Echamos la mitad, más o menos, de la masa en otro bol, y lo mezclamos bien con el cacao. Las dos cucharadas de cacao son orientativas, así que podemos echarle un poco más si queremos que quede más oscuro.

Montamos las claras a punto de nieve, y echamos la mitad en cada masa (la amarilla y la negra), y vamos mezclamos con cuidado, para que no se nos bajen. Cuando estén bien mezcladas veremos que, gracias a las claras, las masas adquieren un brillo y una textura especial.

Untamos con mantequilla y enharinamos el recipiente donde vayamos a hacer el bizcocho (nosotros hemos usado un molde alargado, tipo plum cake). Echamos en el molde la mitad de la masa amarilla, encima toda la negra y, encima de ésta, el resto de la amarilla. En este paso no os preocupéis mucho de la colocación de la masa de cacao, ya que será al cocinarse cuando haga sus «movimientos sexys».

Metemos el bizcocho en el horno (previamente precalentado a 250º) durante unos 50 minutos a 170º. Este tiempo dependerá de cada horno. El mejor método para ver si está es meter un cuchillo o una varilla metálica en el bizcocho. Si sale seco significa que está listo, si no habrá que dejarlo unos minutos más.

Bizcocho dos colores

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que estás aceptando las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR