Artículos de la categoríaRecetas

Recetas económicas y muy fáciles de hacer

Receta fácil de galletas de mantequilla

Galletas de mantequilla
Al escuchar galletas de mantequilla os vendrá a la mente el recuerdo de esas galletas danesas que solían venir en latas redondas, ¿verdad? Pues bien, os aseguramos que con esta receta fácil de galletas de mantequilla vais a volver a saborearlas.

Os aseguramos que es una receta muy sencilla de llevar a cabo (la encontramos en el blog Uno de dos), y en la que es muy complicado fallar. Nosotros las hemos hecho ya varias veces y siempre han salido perfectas. Así que ya no tenéis excusa para hacer vuestras propias galletas de mantequilla caseras, perfectas para acompañar el café de media tarde.

Al rico helado de limón

Helado de limón casero

Estos días están siendo especialmente calurosos (al menos por Granada estamos llegando casi a los 40 grados en algunos momentos), así que lo que más nos apetece a cualquier hora del día es un rico y refrescante helado de limón. Casero, por supuesto.

Además es un helado muy sencillo y rápido de preparar, así que tan solo hay que tener la previsión de meter la heladora en el congelador el día antes. Y si no tenéis heladora no os preocupéis, que también sale.

Una pizza cuatro quesos fácil y rápida

Pizza cuatro quesos
Ya sabéis que este blog se llama Una casa con vistas, pero perfectamente se podía haber llamado Una casa con pizzas, porque desde que aprendimos a hacerlas caseras se han convertido casi en una piedra angular de nuestra alimentación (tranquilas mamás, que comemos también otras cosas).

Lo bueno de hacer pizzas caseras es que puedes dejar volar la imaginación y aderezarlas con lo que más te apetezca, o incluso con lo que tengas a mano en la nevera. Hoy os queremos enseñar como hacemos la pizza cuatro quesos, a ver qué os parece.

Por cierto, hace tiempo que publicamos la receta de la masa casera de pizza, y es bien sencilla, así que los que seguís comprando pizzas precocinadas no tenéis excusa (o perdón de dios, que dirían algunos).

Helado casero de fresas y yogur

Helado de fresas y yogur

El otro día os hablamos de nuestra nueva heladora, y también os dijimos que habíamos hecho algunas pruebas con resultados muy satisfactorios. Pues bien, aquí tenéis una de ellas, un rico helado casero de fresas y yogur.

Lo bueno de ser casero es que podemos usar ingredientes de máxima calidad, además de saber exactamente lo que nos estamos comiendo. Bueno y por supuesto la satisfacción de comerse algo hecho por uno mismo :)

Deliciosas magdalenas de chocolate caseras

Magdalenas de chocolate caseras

Ahora si que si, nos hemos metido de lleno en el crudo invierno, o lo que es lo mismo, sufriendo temperaturas que rondan los cero grados. Pero esto tiene una parte positiva, y es que dan más ganas que nunca de encender el horno y hacer cosas ricas, como estas deliciosas magdalenas de chocolate caseras.

Hace unas semanas compartimos con todos vosotros la que, para nosotros, es la receta definitiva de magdalenas. Era una receta muy sencilla, pero el resultado era espectacular. Unas magdalenas perfectas que subían lo justo, con una textura y un sabor perfectos.

El pesto casero más fácil

Tagliatelle al pesto
No somos, ni mucho menos, unos expertos en salsa pesto (de hecho tan solo la hemos hecho en unas pocas ocasiones), pero nos parece tan fácil de hacer que no podíamos dejar pasar la oportunidad de compartir nuestra experiencia con vosotros, para que os animéis a hacerla… si es que no la habéis hecho ya, claro!

Hacer un pesto nos parece tan sencillo que ni siquiera vamos a dar cantidades ni instrucciones para llevarla a cabo, sino simplemente los ingredientes necesarios. Si queréis una receta al uso podéis hacer una búsqueda en Google y os saldrán miles. A nosotros nos gusta hacerla un poco a ojo.

Las magdalenas caseras más ricas

Magdalenas caseras

Pues si, así de tajantes somos. Hemos probado unas cuantas recetas diferentes de magdalenas, pero la que queremos compartir con vosotros es, sin ninguna duda, la que más nos gusta de todas.

Estas magdalenas son muy fáciles de hacer, requieren poco tiempo y el resultado es impresionante, con un sabor y una textura dignas de mención. Además, al estar elaboradas con aceite de oliva se mantienen esponjosas durante más tiempo.

Esta receta de magdalenas caseras está basada en una que publicó Uno de dos en Directo al Paladar (ambas páginas muy recomendables), aunque hemos hecho algunas pequeñas modificaciones.

Ingredientes para hacer 12 magdalenas

  • 2 huevos (a ser posible uno grande y otro pequeño)
  • Una pizca de sal
  • 125 gr de azúcar
  • 125 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 125 ml leche
  • 165 gr de harina de trigo
  • 8 gr de levadura Royal (medio sobrecito más o menos)
  • Ralladura de un limón

Elaboración de las magdalenas

El primer paso para hacer nuestras magdalenas caseras será coger los huevos y separar las yemas de las claras, montar estas últimas a punto de nieve con la pizca de sal, y reservar.

Echamos las yemas en un bol grande (en este acabaremos mezclando todos los ingredientes) junto con el azúcar y les damos caña con las varillas manuales, hasta que blanqueen y doblen su volumen (lo sabréis porque se convertirá en una pasta blanquecina después de un rato dándole caña).

Haciendo magdalenas caseras
A continuación añadiremos el aceite y la leche poco a poco a esta mezcla, mientras vamos batiendo, hasta que ambos líquidos estén bien incorporados. Ahora será el momento de echar la harina tamizada junto con la levadura, mientras seguimos dándole a las varillas, para que la harina se vaya incorporando bien.
Echamos también la ralladura del limón y removemos.

Ahora es el momento de añadir las claras que montamos a punto de nieve y remover bien, pero con cuidado de que no se nos bajen. Lo mejor es usar una espátula o cuchara y mezclar haciendo movimientos envolventes, hasta que las claras se hayan incorporado correctamente y tengamos una masa suave y homogénea.

Bandeja para muffins

Ha llegado el momento de rellenar dos tercios aproximadamente de los moldes para magdalena con nuestra masa. Para que os queden perfectas y no se abran es imprescindible usar una bandeja con huecos para muffins, o moldes rígidos. Si al final os aficionáis a hacer magdalenas, como nos ha pasado a nosotros, tener una de estas bandejas es una buena idea. También podéis echar un poquito de azúcar sobre cada magdalena, para que luego tenga esa típica cortecita dulce en la punta.

Introducimos nuestras magdalenas en el horno, previamente precalentado a 200º, y las dejamos durante 5 minutos a esa temperatura. Pasado este tiempo bajamos a 180º y seguimos horneando durante 15 minutos más. Después de este tiempo ya podréis abrir el horno y comprobar con un cuchillo o un pinchito metálico si la masa está bien hecha.

Detalle magdalena casera

Una vez que estén listas tan solo habrá que sacarlas del horno y colocarlas sobre una rejilla hasta que se enfríen, momento en el que podremos guardarlas en algún bote hermético… eso si no os las coméis antes!

Esperamos que probéis a hacer estas deliciosas magdalenas caseras y, sobretodo, que nos contéis que os han parecido :)

Magdalenas caseras

Imprescindible usar un molde para magdalenas

Bandeja de horno para magdalenas
Ver en Amazon

Uno de los problemas que teníamos cuando empezamos a hacer magdalenas era que nos salían muy anchas y bajas… Hasta que nos compramos una bandeja especial para horno con huecos para colocar las fundas de magdalena y rellenarlas. Con una de estas bandejas las magdalenas salen perfectas.

Helado de chocolate casero sin heladera

Helado de chocolate casero

Sentimos el largo parón que se ha producido en Una casa con vistas durante el mes de agosto, pero realmente necesitábamos tomarnos un descanso, para despejar la mente y comenzar la nueva temporada llenos de ideas para el blog… y así será, ya veréis.

Pese a que parece que los calorazos estivales han pasado a mejor vida, aún sigue apeteciendo comerse algún helado de vez en cuando (a nosotros nos apetece todo el año!), y que mejor que un helado de chocolate casero, ¿verdad?

Hamburguesas caseras

Hamburguesa casera

Hola a todos!
Ante todo queremos pediros disculpas por la sequía de artículos en los últimos días… os aseguramos que es por una buena causa (estamos de obras en la terraza). En cuanto esté lista tened por seguro que os la mostraremos con todo lujo de detalles, para que veáis que ha merecido la pena :)

Bueno, y ahora a lo que vamos, a unas ricas hamburguesas caseras, que son muy fáciles de hacer y la mejor forma de comerse una hamburguesa sana y a nuestro gusto. Y sin carne de caballo… a no ser que queráis echarle, claro!

Nosotros solemos hacerlas con carne picada de cerdo, porque a Mª Carmen no le va mucho la ternera, pero para esta ocasión he aprovechado para hacer unas pocas con carne picada mezclada de cerdo y ternera, al 50%, porque sin duda quedan mucho más ricas y jugosas… y ya me las iré comiendo yo.

Ingredientes para hacer dos hamburguesas hermosas

200 gr. de carne picada de cerdo y ternera (mitad y mitad)
Mostaza de Dijon
Perejil fresco
Pan rallado
Cebolla picada
1 huevo mediano
Ingredientes hamburguesa casera

Elaboración

Hacer hamburguesas caseras es tan sencillo como mezclar todos los ingredientes en un bol grande y salpimentar bien. Como habréis visto, no hemos especificado las cantidades de algunos de los ingredientes. Esto es básicamente porque solemos echarlo a ojo, según la cantidad de carne.

Para 200 gramos de carne echamos aproximadamente una cucharada de mostaza de Dijon, aunque esto también dependerá de cuanto os guste este sabor. Con una cucharada (de las medianas, no de las grandes ni de las pequeñitas de café) es muy sutil, lo justo para darle un toque genial, incluso aunque la mostaza no os llame mucho.

En cuanto al perejil y la cebolla, más de lo mismo, echadle lo suficiente para que se vean trocitos verdes y blancos distribuidos por toda la masa. El huevo, eso si, no olvidéis batirlo antes de mezclarlo con la carne, porque si no os va a costar más incorporarlo.

El pan rallado es lo último que echamos, poco a poco, hasta que quede una masa no muy pegajosa, para poder dividirla en dos bolas, las cuales aplastaremos hasta obtener el grosor deseado, y meteremos en el frigorífico un rato antes de consumir.

También podéis liarlas en film transparente y meterlas en el congelador… os aseguramos que os arreglarán una comida o una cena en muchas ocasiones.
Hamburguesa casera
A la hora de cocinarlas depende del punto que os guste en la carne y los acompañamientos que queráis añadir. En nuestro caso la hemos dejado en su punto y la hemos acompañado con una loncha fina de bacon, queso cheddar, tomate y lechuga. Ah, y unas patatitas fritas, una combinación ganadora!

Por cierto, y ya que hablamos de hamburguesas ricas, no os perdáis la web La hamburguesa perfecta, en la que Alexliam nos hace partícipes de su búsqueda de la hamburguesa perfecta.

Bizcocho de dos colores

Bizcocho dos colores
La verdad es que nos encanta hacer bizcocho (y comerlo, claro). Deben habérnoslo pegado nuestras madres, que siempre se han dado mucha maña haciéndolos. Tenemos bien guardadas sus recetas, por supuesto.

Pero esta receta de bizcocho de dos colores, tipo bizcocho mármol, la descubrimos en el blog de El cocinero fiel, blog que os recomendamos encarecidamente, por cierto. Nos pareció interesante intentar conseguir ese acabado de dos colores que tan solo habíamos visto en los bizcochos comprados.

Nos sorprendió descubrir que no es nada complicado dominar esta receta, así que hace tiempo que la tenemos apuntada y de vez en cuando nos damos un homenaje bizcochero. Os animamos a que intentéis hacer este bizcocho de dos colores, ya veréis como os encanta!

Ingredientes

  • 3 Huevos
  • 1 Yogur natural azucarado (usaremos el vasito para las siguientes medidas)
  • 1 medida y ½ de azúcar
  • 3 medidas de harina
  • ½ medida de aceite
  • 1 sobre de levadura química
  • Ralladura de la piel de media naranja
  • Cacao en polvo (unas dos cucharadas soperas)

Ingredientes para el bizcocho de dos colores

Elaboración

Dividimos las claras de las yemas, y echamos estas últimas en un bol amplio junto con el yogur, el azúcar, la levadura y el aceite, mezclando bien con las varillas. A continuación vamos echando poco a poco la harina tamizada (podemos usar un colador) y removiendo, hasta que esté toda la harina bien incorporada.

Echamos la mitad, más o menos, de la masa en otro bol, y lo mezclamos bien con el cacao. Las dos cucharadas de cacao son orientativas, así que podemos echarle un poco más si queremos que quede más oscuro.

Montamos las claras a punto de nieve, y echamos la mitad en cada masa (la amarilla y la negra), y vamos mezclamos con cuidado, para que no se nos bajen. Cuando estén bien mezcladas veremos que, gracias a las claras, las masas adquieren un brillo y una textura especial.

Untamos con mantequilla y enharinamos el recipiente donde vayamos a hacer el bizcocho (nosotros hemos usado un molde alargado, tipo plum cake). Echamos en el molde la mitad de la masa amarilla, encima toda la negra y, encima de ésta, el resto de la amarilla. En este paso no os preocupéis mucho de la colocación de la masa de cacao, ya que será al cocinarse cuando haga sus «movimientos sexys».

Metemos el bizcocho en el horno (previamente precalentado a 250º) durante unos 50 minutos a 170º. Este tiempo dependerá de cada horno. El mejor método para ver si está es meter un cuchillo o una varilla metálica en el bizcocho. Si sale seco significa que está listo, si no habrá que dejarlo unos minutos más.

Bizcocho dos colores

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que las estás aceptando. Política de cookies.

ACEPTAR