Antes y después de un lavadero diminuto

Mini lavadero después

Antes y después de un pequeño lavadero

Hoy compartimos un antes y después de esos que nos gustan a nosotros: sencilla, rápida y con resultado sorprendente. Se trata de un pequeño lavadero (y baño del gato) en el que el desorden campaba a sus anchas y al que se notaba que nadie había dedicado un poco de cariño.

A través de estas fotografías podrás ver exactamente el aspecto que tenía al principio y lo bien que ha terminado quedando cambiando muy pocos elementos. Ni confirmo ni desmiento que haya cogido alguna idea prestada para nuestro baño 😏


Mini lavadero antes

Mini lavadero después

Como comentábamos al principio, lo que más nos gusta de esta remodelación es que se han cambiado muy pocas cosas, y con un coste muy bajo, y aún así se ha conseguido un cambio bastante llamativo.

Al tratarse de un lavadero tan pequeño lo más importante era conseguir que todo estuviera bien ordenado. Para conseguirlo se ha instalado un mueble de madera a medida bajo la pila. De esta manera, y sin tener que cambiar la pila, se le ha dado un aspecto mucho mejor a ese rincón. El agujero de abajo es para el gatito, que tiene ahí su baño.

Mini lavadero después

Los otros detalles que completan este rincón es la pared superior pintada de negro, una balda para los botes y un montón de plantas que contrastan increíblemente bien sobre el fondo y dan sensación de frescor. La gran ventana lateral y la luz natural que entra por ella ayuda enormemente a crear ese aspecto tan agradable que tiene ahora este pequeño lavadero.

Antes y después de un pequeño lavadero

Mini lavadero después

Como buen lavadero no podía faltar una lavadora, claro. Además de cambiar el aparato por uno más moderno han hecho justo lo que nosotros llevamos mucho tiempo pensando hacer en el baño en el que tenemos la lavadora: instalar una estructura de madera alrededor. De esta manera ocultamos la parte superior de la lavadora y, además, conseguimos un nuevo espacio para jugar con la decoración (además de almacenaje extra, que siempre viene bien).

Mini lavadero antes

Mini lavadero después

La conclusión es que con tan solo un poco de madera y pintura se le puede dar una nueva vida a cualquier estancia. ¿Qué te ha parecido este antes y después? A nosotros nos encantan este tipo de proyectos. Si a ti también te gustan este tipo de artículos déjanos un comentario y lo tendremos en cuenta.

Fotos vía | Estilos Deco

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que las estás aceptando. Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies