Masa de pizza con KitchenAid

Masa de pizza con KitchenAid

Masa de pizza con KitchenAid

La pizza es una de nuestras comidas favoritas, y desde que descubrimos hace años lo fácil que era hacerla en casa, nunca nos falta masa en el congelador.

Hace tiempo publicamos la receta de masa de pizza que usábamos, basada en la de nuestro querido Jamie Oliver, pero con el paso del tiempo ha variado un poquito, así que queríamos compartir esta masa de pizza con KitchenAid.

Es la misma receta que veníamos usando antes de tener la KitchenAid, así que no os preocupéis, sin robot amasador esta masa sale igual de bien.

Ingredientes para tres pizzas de unos 26cm

Ingredientes masa de pizza casera

– 500gr de harina de fuerza
– 325gr de agua templada
– 20gr de levadura fresca (o 7gr de levadura seca de panadería)
– 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
– Media cucharada de sal

Elaboración de la masa de pizza

Lo primero que hacemos es mezclar en un recipiente el agua templada (no caliente) con la levadura y el aceite, y dejarlo 5 o 10 minutos para que la levadura se active.

Masa de pizza en KitchenAid

Pasado este tiempo echamos más o menos la mitad de la harina en el bol en el que vayamos a mezclarlo todo, añadimos la mezcla de agua, levadura y aceite y le damos caña con el brazo amasador a velocidad 2 (si no tenemos robot simplemente mezclar con las manos o con una espátula).

Mientras se va mezclando todo seguimos añadiendo el resto de la harina junto con la sal, para que se vaya incorporando bien.

Masa de pizza en KitchenAid

Llegará un momento en el que se haya formado una masa y el bol esté casi limpio. En este punto podemos parar la máquina y dejar reposar la masa durante 5 o 10 minutos. A continuación volvemos a darle caña a velocidad 2 durante unos minutos. Podemos repetir este amasado con reposo un par de veces.

Una vez terminado este proceso veremos que la masa tiene ya una textura muy suave y elástica. Será el momento de sacarla a la mesa de trabajo y dividirla en tres bolas iguales. A cada bola le haremos un movimiento envolvente, como si quisiéramos formar una bola perfecta y dejarla bien lisita por arriba pellizcando por debajo, y ya estarán listas para congelar.

El levado

Si queréis consumir una de las bolas el mismo día (seguro que si) tan solo habrá que dejar que doble el tamaño (una o dos horas, dependiendo de la temperatura de la habitación).

Cuando queráis usar una de las masas que habéis congelado previamente, lo ideal es sacarlas del congelador y meterlas en el frigo el día anterior. El mismo día que queramos consumirla la sacamos del frigo unas cuantas horas antes, para que le dé tiempo a templarse y después pueda tener su horita o dos de levado.

Una masa de pizza muy fácil y, más importante aún, que siempre sale bien.

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que estás aceptando las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR