Tortilla de patatas, sin más

Tortilla de patatas

Tortilla de patatas

La tortilla de patatas, uno de los platos más representativos de nuestro país (de ahí que se conozca también como tortilla española), increíblemente sencillo de hacer y espectacularmente bueno.

Además se puede experimentar con infinidad de aditivos extra, como cebolla, pimiento verde, etc., pero nosotros hemos querido apostar por la sencillez de una tortilla que tan solo lleva patatas, huevos, sal y aceite de oliva virgen extra.

Para hacer una tortilla de patatas para dos personas nosotros hemos usado dos patatas medianas y cuatro huevos. Las cantidades van a variar mucho en función del tamaño de las patatas y de los huevos, así que lo mejor es calcular a ojo. Cuando hayáis hecho unas cuantas, será coser y cantar.

Pasos para hacer una tortilla de patatas perfecta

Lo primero será elegir una sartén adecuada. En nuestro caso, al ser una tortilla para dos personas, hemos optado por una sartén bastante pequeña, para que saliera gordita.
Friendo patatas

Llenamos la sartén de aceite, teniendo en cuenta que deberá cubrir las patatas, y la ponemos a fuego máximo. Cuando el aceite está caliente, añadimos las patatas cortadas en rodajas (se pueden cortar también en gajos o en dados) y saladas, bajamos el fuego al medio, y dejamos que las patatas se vayan haciendo bien por dentro pero sin llegar a tostarse.

Una vez que las patatas estén en su punto (podemos sacar una y comprobar que está blanda), retiramos la sartén del fuego, batimos los huevos en un bol grande con una pizca de sal y, con la ayuda de una rasera, añadimos todas las patatas al bol y mezclamos bien con el huevo batido.

Retiramos todo el aceite de la sartén (si has usado aceite limpio, guardalo para usarlo en otra ocasión), dejando tan solo un poco.

Volvemos a poner la sartén en el fuego y, cuando esté caliente, añadimos nuestra deliciosa mezcla de patatas y huevo y dejamos que se vaya cocinando a fuego medio.

Dependerá del grosor de la tortilla, pero en unos cinco minutos estará lista para darle la vuelta. Lo mejor para este paso es colocar un plato llano que sea más grande que la sartén encima de esta (boca abajo, claro) y, sujetando la sartén por el mango y con la mano puesta en el plato, realizar un giro rápido de ambos, de manera que nos quedemos con la tortilla en plato.

Devolvemos la tortilla a la sartén para que se cocine bien por el otro lado, y cuando veamos que esta a nuestro gusto, retiramos, servimos y disfrutamos.
Tortilla de patatas

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que las estás aceptando. Política de cookies.

ACEPTAR