Roscos de Semana Santa, nuestra primera vez

Roscos de Semana Santa

Roscos de Semana Santa

Esta Semana Santa nos apetecía intentar hacer algún dulce típico. En otra ocasión nos animamos con unas ricas torrijas, así que esta vez nos hemos decantado por los típicos roscos de Semana Santa.

No sé por qué, pero parece que todos los dulces típicos de estas fiestas están rebozados en azúcar, ¿verdad? Bueno, por nosotros perfecto, que una vez al año no hace daño :)

La verdad es que hacer roscos de Semana Santa no tiene demasiada complicación, por eso nos hemos atrevido a publicar la receta habiéndolos realizado tan solo una vez. Quizás el único punto crítico es en la fritura, pero al cabo de hacer un par de ellos seguro que lo tenéis controlado.

Ingredientes para unos 26 roscos

  • 1 huevo
  • 90 ml de leche
  • 90 ml de aceite
  • 110 gr de azúcar
  • 320 gr de harina
  • Raspadura de un limón
  • 1 sobre de levadura química (tipo Royal)
  • Anís
  • Azúcar y canela al gusto para rebozar

Preparación de los roscos

Como decíamos antes, la preparación de los roscos de Semana Santa es muy sencilla. Lo único que debemos hacer es mezclar bien en un bol el huevo, la leche, el aceite, la raspadura de limón y un chorreón de anís (al gusto).

Preparando roscos de Semana Santa

A continuación añadimos el azúcar. Mezclamos la levadura con la harina y la echamos tamizada a la mezcla, y vamos batiendo con las varillas hasta que la masa coja consistencia y haya que meter las manos (nuestra parte favorita).

La pasamos a la mesa y amasamos un poco para que se incorpore todo bien. Una vez que tenemos la masa lista tan solo queda formar los roscos. Iremos cogiendo trozos de masa y les daremos forma como de churros, para acabar uniéndolos por los extremos. Otra opción es coger un trozo de masa, hacerle un agujerito en medio e ir dándolo de si poco a poco.

Ponemos una sartén o un cazo (con el cazo gastaremos menos aceite) en el fuego con abundante aceite y procederemos a freír poco a poco nuestros roscos, a fuego medio. Este paso será un poco ensayo y error. Nosotros comenzamos con el aceite demasiado fuerte y el primero nos salió muy tostado por fuera y crudo por dentro… es cuestión de ir probando.

Roscos de Semana Santa

Conforme los vayamos sacando del aceite habrá que ponerlos en un plato con papel absorbente para quitarles el exceso de aceite, y acto seguido rebozarlos en nuestra mezcla de azúcar y canela. Las proporciones en este caso son totalmente al gusto, según os guste más o menos la canela.

Roscos de Semana Santa

Dejamos enfriar y listos! Ya tenemos nuestros ricos roscos de Semana Santa preparados para disfrutar y sorprender a nuestros familiares y amigos :)

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que las estás aceptando. Política de cookies.

ACEPTAR