Artículos con la etiqueta“ajo”

Plantando ajo y habas

Habas secas

Ahora es la época perfecta para plantar los ajos y las habas, y va a ser el primer año que nos animemos a plantarlos en la terraza.

Por poca que sea la cantidad que consigamos (que lo será), seguro que tienen un sabor increíble, además de poder comerte unas habas o unos ajos que sabes que no han sido tratados con ninguna sustancia química, nada más que con cariño y agua.

Plantando ajo

Para plantar tus propios ajos, lo único que tienes que hacer es plantar un diente de cualquier cabeza que tengas por casa. Si encima el diente está ya creciendo, como nos ha pasado a nosotros, mejor que mejor.
Sencillamente entierra el diente uno o dos centimetros en la tierra (con la cabeza hacia arriba) y riega bien la tierra.

Parece ser que es una planta bastante dura, así que con el agua que reciba de las lluvias del invierno será más que suficiente. Se supone que de cada diente plantado crece una cabeza de ajos… Ya os iremos contando que tal :)

Plantando habas

En cuanto a las habas, como veréis, hemos plantado las semillas de dos en dos, para asegurar que al menos sale una en cada pareja (si salen las dos habrá que eliminar una), con una buena separación, tanto entre ellas como del borde del macetero.

Eso si, hemos usado el macetero más grande que teníamos sin usar, para intentar que, dentro de que está en una maceta, nos de una buena producción.

Os mantendremos informados, sobretodo a través de las fotos que publicamos en Instagram.

Nuggets de pollo con ajo y limón

Nuggets con ajo y limón
En general tratamos de evitar los fritos, ya que no son lo más saludable del mundo, pero de vez en cuando nos gusta hacer esta sencilla, pero sabrosa, receta.

Lo que necesitas (para 2 personas)

  • 2 filetes de pechuga de pollo o pavo
  • 1 o 2 huevos (para rebozar)
  • Un puñado de pan rallado
  • Perejil fresco
  • 1 o 2 dientes de ajo (al gusto)
  • Un trozo de cáscara de limón

Lo que tienes que hacer

Corta los filetes en trozos pequeños (tipo nuggets), sálalos y reserva.

Echa en la picadora el pan rallado, los dientes de ajo enteros (o cortados por la mitad), las hojas de perejil fresco, la cáscara de limón y una pizca de sal, y pícalo todo hasta que quede fino.
Pan rallado aromatizado
Lo que tenemos ahora es un pan rallado aromatizado, perfecto para utilizarlo en cualquier receta.

Ahora viene lo «divertido», que es empanar las pechugas. Nosotros las rebozamos primero en el pan rallado aromatizado, a continuación en el huevo batido, y después ,una vez más, en el pan rallado.
Hemos descubierto que, de esta manera, el rebozado queda más crujiente :)

La carne se tiene que hacer bien por dentro, así que lo que hacemos nosotros es echar las pechugas cuando el aceite está bien caliente, pero no excesivamente.
Es fundamental sacarlas sobre papel de cocina, para eliminar todo el aceite sobrante.

Os animamos a que probéis a hacer esta receta. Estamos seguros de que os encantará :)

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que las estás aceptando. Política de cookies.

ACEPTAR