Tarta de queso de La Viña o tarta de queso quemada

Tarta de queso de La Viña

Si escribes en el buscador de nuestra web «tarta de queso» verás que tenemos unas cuantas recetas, prueba incuestionable de que es uno de nuestros postres favoritos y que nos cuesta muy poco encontrar alguna excusa para probar nuevas recetas de tarta de queso.

Por eso no sabemos por qué aún no nos habíamos animado a hacer la, ya internacionalmente famosa, tarta de queso del restaurante La Viña de San Sebastián, también conocida como tarta de queso quemada, por su corteza bien tostada. La tarta de queso más sencilla de elaborar de todas las que tenemos y, posiblemente, la más rica.

Ingredientes para hacer la tarta de queso de La Viña

Ingredientes tarta de queso de La Viña

Con estas cantidades y un molde de 15 centímetros sale una tarta perfecta para dos personas. Si quieres una tarta más hermosa tan solo tienes que doblar los ingredientes y usar un molde de 20-22 centímetros.

  • 350 gr de queso crema
  • 3 huevos
  • 175 ml de nata para montar
  • 120 gr de azúcar blanco
  • 1 cucharada sopera rasa de harina de trigo

Materiales necesarios

Utensilios para hacer la tarta de queso de La Viña

1 – Papel de horno | 2 – Varillas | 3 – Molde de unos 15cm de diámetro (no es obligatorio que sea desmontable ya que, gracias a usar papel de horno, podremos sacar la tarta sin muchos problemas cuando se haya enfriado del todo)

Pasos para hacer la tarta de queso de La Viña

1 – Mezcla en un bol grande el queso crema (muy recomendable tenerlo fuera de la nevera para que esté blandito) junto con la nata y el azúcar. Aprovecha para ir encendiendo el horno a 200º con calor arriba y abajo.

Tarta de queso de La Viña

2 – Una vez que esté todo bien mezclado ve añadiendo los huevos de uno en uno hasta que estén bien incorporados.

3 – Añade la cucharada de harina e incorpora bien con ayuda de las varillas. Recuerda no batir demasiado para no incorporar aire en la masa. Tan solo hay que mezclar los ingredientes.

4 – Coge un papel de hornear, arrúgalo y mójalo bajo el grifo. Escúrrelo bien y extiéndelo en el molde, de forma que lo cubra completamente y sobresalga por arriba. Gracias a estar húmedo será mucho más fácil colocarlo con la forma del molde. No hace falta que quede completamente liso. Es más, las arruguitas del papel le darán ese aspecto rústico tan chulo a la tarta de queso.

5 – Introduce el molde en el horno (previamente precalentado) y hornea durante 40-50 minutos a 200º con calor arriba y abajo. Si ves que antes de que pase este tiempo se está dorando demasiado coloca encima del molde papel de aluminio. De esta forma se seguirá cocinando pero no se tostará más.

6 – Una vez pasado el tiempo de horneado apaga el horno y deja la puerta cerrada durante unos 30 minutos. Pasado este tiempo abre un poco la puerta y deja que se enfríe del todo.

Esta tarta de queso, como todas, está mucho mejor de un día para otro pero si, por lo que sea, no eres capaz de aguantar todo un día, te recomendamos esperar al menos hasta que esté completamente fría para desmoldar.

Tarta de queso de La Viña

Tarta de queso de La Viña

Tarta de queso de La Viña

Está tan rica que no necesita ser acompañada con nada para disfrutarla, pero si te empeñas prueba a añadir un poco de mermelada casera por encima… Es muy probable que la cosa mejore 🤤

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que las estás aceptando. Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies