Un refugio con vistas a 3200 metros de altitud

Refugio Elorrieta en Sierra Nevada

Refugio Elorrieta en Sierra Nevada

Aunque lo parezca, esto no se trata de un artículo decorativo en el que os vamos a mostrar un refugio súper bien decorado y lleno de encanto. Más bien se trata de contaros la increíble experiencia que vivimos hace unos días con unos amigos subiendo al refugio Elorrieta, el más alto de la península, en Sierra Nevada.

Nos enfrentábamos a unas 4 horas de travesía cargados con mochilas con todo lo necesario para pasar una noche fresquita, y la verdad es que se nos hicieron bastante cuesta arriba, literalmente.

Caminando por Sierra Nevada

Estamos bastante desentrenados en esto del senderismo, así que la primera media hora lo pasamos nada más que regular, pero la verdad es que después la cosa mejoró mucho y el cuerpo se nos acabó acostumbrando (tampoco le quedaba otra).

Sierra Nevada

Sierra Nevada

Laguna de las Yeguas en Sierra Nevada
El rey del mundo en la Laguna de las Yeguas, Sierra Nevada

La ruta hasta el refugio son unos 9 kilómetros, comenzando a 2600 metros y terminando en unos impresionantes 3200. Existe la posibilidad de coger un autobús que te sube bastante, pero como no aceptan perros (y eso que Telma es más educada y limpia que muchas personas) tuvimos que hacer la versión más larga.

Refugio Elorrieta en Sierra Nevada
Refugio Elorrieta en Sierra Nevada (Granada)

Refugio Elorrieta en Sierra Nevada

Refugio Elorrieta en Sierra Nevada

El refugio Elorrieta tiene mucha historia (se construyó nada menos que entre los años 1931 y 1933), pero las autoridades quieren acabar de un plumazo con ella derribándolo. Nos consta que este refugio ha salvado la vida de numerosos montañeros, y además es un pedazo de la historia de Sierra Nevada y creemos que, como tal, debería mantenerse y ponerse a punto. Si os apetece ayudar a que esto sea posible podéis firmar en Change.

Refugio Elorrieta en Sierra Nevada
Telma posando en el interior del refugio Elorrieta
Vistas de Granada desde Elorrieta
Vistas de Granada desde el refugio Elorrieta

Cielo estrellado en Sierra Nevada

A pesar del mal estado del refugio nos alegró comprobar que hay muchos montañeros y montañeras con todas las letras que intentan mantenerlo limpio y que incluso dejan algunos de sus víveres para los siguientes inquilinos que lleguen. Compañerismo en estado puro. De hecho la noche en el interior del refugio fue mucho más agradable gracias a unas velas que alguien había dejado con anterioridad.

Cabra montés en Sierra Nevada
Una cabra montés vino a vernos por la mañana

Viviendo en Granada tiene delito no haberlo hecho antes, pero la verdad es que estamos muy orgullosos de nosotros mismos por haber sido capaces de completar este pequeño desafío, algo que no habríamos podido hacer sin nuestros compañeros de viaje (Telma incluida).

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que las estás aceptando. Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies