Artículos con la etiqueta“habas”

Las primeras habas

Vaina con habas

Esperamos no ser muy pesados con este tema, pero es que no deja de sorprendernos el hecho de que haya sido tan sencillo poder cultivar nuestras propias habas. Os contamos hace unos meses como las estábamos plantando, en Instagram hemos ido publicando fotos del crecimiento, hace unas semanas os mostramos las flores y hoy, por fin, os podemos mostrar las primeras habas!

Vainas habas

Imaginaos la ilusión que hace recoger unas vainas de tu propia planta, abrirlas y ver unas habas bien gordas, cómodamente asentadas sobre las paredes aterciopeladas. Y un sabor espectacular, que poco o nada tiene que ver con otras habas que puedas comprar, más que nada porque están recién cogidas, y eso hace que tengan una jugosidad que de cualquier otra manera van perdiendo.

Ibamos a aprovechar para hacer alguna receta típica, del estilo de habas con jamón, pero estaban tan buenas y eran tan pocas que hemos acabado comiéndonoslas todas conforme las cogíamos :)

Habas en flor

Detalle de habas en flor
Los que nos seguís desde hace tiempo, ya sabéis que hace unos meses plantamos habas en una maceta de nuestra terraza. Siempre habíamos visto algunas plantaciones en el campo o en pequeños huertos, pero nunca en una maceta, así que no estábamos seguros de como irían.

Pues bien, no podemos estar más contentos, ya que tienen una envergadura más que considerable, y encima llevan ya un par de semanas echando flores (bien bonitas, por cierto).
Detalle flores habas
Según nuestros cálculos, esperamos poder tomarnos un buen plato de habas con jamón a principios de mayo, así que os mantendremos al corriente, sobretodo cuando empiecen a asomar las vainas, que nos hará mucha ilusión :)

Esperamos que nos den para más de un plato de habas, así que tendremos que ir pensando a quién invitamos para que las pruebe también…
Maceta habas

Plantando ajo y habas

Habas secas

Ahora es la época perfecta para plantar los ajos y las habas, y va a ser el primer año que nos animemos a plantarlos en la terraza.

Por poca que sea la cantidad que consigamos (que lo será), seguro que tienen un sabor increíble, además de poder comerte unas habas o unos ajos que sabes que no han sido tratados con ninguna sustancia química, nada más que con cariño y agua.

Plantando ajo

Para plantar tus propios ajos, lo único que tienes que hacer es plantar un diente de cualquier cabeza que tengas por casa. Si encima el diente está ya creciendo, como nos ha pasado a nosotros, mejor que mejor.
Sencillamente entierra el diente uno o dos centimetros en la tierra (con la cabeza hacia arriba) y riega bien la tierra.

Parece ser que es una planta bastante dura, así que con el agua que reciba de las lluvias del invierno será más que suficiente. Se supone que de cada diente plantado crece una cabeza de ajos… Ya os iremos contando que tal :)

Plantando habas

En cuanto a las habas, como veréis, hemos plantado las semillas de dos en dos, para asegurar que al menos sale una en cada pareja (si salen las dos habrá que eliminar una), con una buena separación, tanto entre ellas como del borde del macetero.

Eso si, hemos usado el macetero más grande que teníamos sin usar, para intentar que, dentro de que está en una maceta, nos de una buena producción.

Os mantendremos informados, sobretodo a través de las fotos que publicamos en Instagram.

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que estás aceptando las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR