Si, ya sabemos que el tema de las humedades puede no ser un tema muy glamuroso, pero tendréis que reconocer que es uno de los temas más recurrentes y problemáticos en la mayoría de las casas, así que hemos pensado que sería buena idea comentar algunos de los problemas más típicos y las posibles soluciones contra las humedades.

Nosotros no somos una excepción, y en nuestra casa (era de nueva construcción, pero ya sabemos lo bien que se construía en los años de la famosa burbuja) también hemos sufrido varios tipos de humedades.

Parece ser que existen tres tipos de humedades: por condensación, por capilaridad y por filtración.

Humedad por condensación

Este es quizás uno de los problemas de humedad más común que se puede ver en muchas viviendas. Es debido a la condensación excesiva y la falta de ventilación, por eso se suele ver mucho en cuartos de baño y cocinas.

Para prevenir este tipo de humedades hay que ventilar bien y hacer uso de la calefacción en invierno, que es cuando más vapor de agua se crea al ducharnos, para que la temperatura no sea demasiado baja.

Humedad por capilaridad

Como su propio nombre indica, la humedad por capilaridad es la que se traspasa a la vivienda a través del propio suelo en el que está construida. Es por eso que aparece siempre en la planta baja y va subiendo por la pared, destrozando a su paso pintura, puertas y el propio suelo.

Este tipo de humedad tiene poca prevención posible, pues es consecuencia directa de la construcción de la vivienda y la falta de un aislante en condiciones. Así que en este caso tocará dejarlo en manos de profesionales y esperar que la factura no sea demasiado abultada.

Humedad por filtración

En la humedad por filtración pasa un poco lo mismo que en la de capilaridad, que es por culpa de una mala planificación a la hora de la construcción, pues suele afectar en sótanos, en los cuales descansa la tierra y va filtrando poco a poco el agua.

Seguramente este será el problema más engorroso al que nos tengamos que enfrentar en materia de humedades… Y no os lo vais a creer, pero es el que tenemos ahora mismo en la cochera de nuestro edificio :(

Esperamos que os hayan parecido interesantes estas ideas para prevenir las humedades. Si no habéis sido precavidos y ya las tenéis en casa siempre podéis hablar con profesionales para que solventen el problema, como por ejemplo www.hydrotec.cat.

Este artículo forma parte de una colaboración publicitaria, pero todos los textos y opiniones son de Una casa con vistas

Aparador nórdico con tocadiscos

Ya sabéis que nos encanta la música, y que desde hace un tiempo somos orgullosos poseedores de un buen tocadiscos… y nuestra pequeña colección de discos no para de crecer!

Es por eso que estamos siempre dandole vueltas al rinconcito musical, pensando en diversas ideas que puedan hacerlo más acogedor y, sobretodo, más práctico. De hecho tenemos un tablero en nuestro Pinterest en el que vamos recopilando ideas de este tipo.

Los aparadores de estilo nórdico nos tienen enamorados, así que hemos decidido hacer una pequeña recopilación de rincones musicales cuyos protagonistas son estos bonitos muebles, a ver qué os parecen.

Aparador nórdico con tocadiscos

Como podéis ver en la selección que hemos hecho tenemos bastante claro el estilo que nos gustaría para nuestro rincón musical. Y es que queda más que claro, al menos para nosotros, que un aparador de estilo nórdico con este tipo de estructura es perfecto para conseguir un ambiente cálido y relajado en el que sentarse a disfrutar de buena música.

Aparador nórdico con tocadiscos

El color de la madera y esas peculiares patas de inconfundible estilo nórdico nos tienen enamorados. Pensamos, además, que la altura debe ser una ventaja a la hora de poner algún vinilo en el tocadiscos.

Aparador nórdico con tocadiscos

También tenemos muy en cuenta el espacio interior para poder tener los discos bien organizados y protegidos pues, como ya hemos comentado, poco a poco la colección va aumentando… lo cual nos encanta!

Steve McQueen y sus vinilos

Y luego está el gran Steve McQueen, que ni necesitaba mueble ni nada de nada. Que fenómeno!

¿Qué os parecen este tipo de aparadores de estilo nórdico, los tendríais en vuestra casa para crear vuestro rinconcito musical?

Imágenes vía | Urban Outfitters, Desire to inspire, Design Sponge, Urban Outfitters, Man Made

Escalera de caracol marrón

Quizás no lo sepáis (seguro que sí), pero nos gusta fantasear con cambios en casa, y algunos de ellos son bastante arriesgados… por eso lo de fantasear, porque la mayoría seguramente ni siquiera se llevarán a cabo.

El caso es que desde que vivimos en nuestra nueva casa le hemos estado dando vueltas a la escalera (no en sentido literal, ya nos entendéis), pensando en otras ubicaciones o posiciones, sobretodo por ganar algo de espacio. Además unos familiares están en plena obra, creando su casa desde cero y buscando ideas, así que nos parece un momento genial para echarle un vistazo a diferentes tipos de escaleras, porque cada espacio pide diferentes soluciones, ¿no creéis?

Escalera de un tramo

La escalera de nuestra casa es de un solo tramo, con las ventajas y los inconvenientes que eso conlleva, está integrada en el salón y bastante cerca de la puerta de entrada, por lo que una buena opción para nosotros sería cambiar la escalera por una parecida pero un poco más corta, como la escalera Arkè Karina de http://es.fontanotshop.com/. Una chulada de diseño, ¿verdad? Eso sí, esta escalera no es apta para visitas con un poco de vértigo.

Escalera metálica en esquina

En algunos casos puede ser más interesante instalar una escalera de dos tramos (aprovechando alguna esquina, quizás), como en el caso de la fotografía, y además se consigue crear nuevos espacios muy interesantes y acogedores, que pueden ser perfectos para almacenaje adicional o como separación de ambientes. Ya se sabe, en espacios pequeños es importante poder “matar dos pájaros de un tiro”.

Escalera de caracol

Aunque nunca les hemos echado muchas cuentas, las escaleras de caracol pueden ser también (y de hecho lo son) una solución perfecta en infinidad de ocasiones, pues son escaleras que ocupan muy poco espacio. La única desventaja de este tipo de escaleras suele ser el subir o bajar cargando cualquier cosa, sobretodo algo voluminoso. De todas formas esto es algo que también se puede solucionar optando por modelos algo más grandes de escaleras de caracol.

No nos diréis que no queda chula una escalera de caracol tan colorida como la que podéis ver en la fotografía justo en el centro de una habitación, ¿no?

Además del formato de escalera que necesitéis los materiales serán también muy importantes, por supuesto, pues tendrán que ir en consonancia con la decoración del resto de la estancia, para conseguir un ambiente coherente y con el estilo que hayamos elegido, ya sea tipo industrial, rústico, o cualquier otro.

Este artículo forma parte de una colaboración publicitaria, pero todos los textos y opiniones son de Una casa con vistas

Magdalenas rellenas de chocolate

No os asustéis, no están rellenas de las dos cosas (aunque podría ser una mezcla interesante), sino que hemos rellenado unas con mermelada y otras con chocolate.

Hace tiempo publicamos una receta de magdalenas caseras que están súper ricas, así que esa sigue siendo nuestra base cada vez que queremos hacer algún experimento, como rellenar o probar alguna cobertura especial.

Roscos de Semana Santa

Esta Semana Santa nos apetecía intentar hacer algún dulce típico. En otra ocasión nos animamos con unas ricas torrijas, así que esta vez nos hemos decantado por los típicos roscos de Semana Santa.

No sé por qué, pero parece que todos los dulces típicos de estas fiestas están rebozados en azúcar, ¿verdad? Bueno, por nosotros perfecto, que una vez al año no hace daño :)

La verdad es que hacer roscos de Semana Santa no tiene demasiada complicación, por eso nos hemos atrevido a publicar la receta habiéndolos realizado tan solo una vez. Quizás el único punto crítico es en la fritura, pero al cabo de hacer un par de ellos seguro que lo tenéis controlado.

Opciones para revestir el suelo de una vivienda de nueva construcción hay muchas, pero en la mayoría de ocasiones llegamos a viviendas en las que ya existe un revestimiento que no nos hace demasiada gracia, o bien nos hemos cansado del suelo que elegimos hace tiempo y nos gustaría cambiarlo.

Algo así es lo que nos ocurre a nosotros, pues no pudimos elegir ninguno de los suelos de nuestra casa, a pesar de ser de nueva construcción. El suelo de todas las habitaciones es de tarima flotante, excepto el de los baños y la cocina, que tienen las típicas losetas más bien feillas… y estamos pensando en cambiarlos.

Por eso queremos mostraros dos buenas opciones para actualizar el suelo de cualquier habitación: tarima flotante y suelo vinílico. A ver qué os parecen.