Alejándonos unos días del mundanal ruido

Tinto de verano con paella

Banco con vistas al mar

Bueno, en realidad el titulo es engañoso, pues en nuestra casita habrá cualquier cosa, pero el ruido no es una de ellas… pero ya sabéis a lo que nos referimos, lo que viene siendo unos días de desconexión mental, de dejar de pensar en el trabajo (al menos un poco), de cambiar de aires.

Tinto de verano con paella

Playa de piedras

Pues exactamente eso es lo que hemos estado haciendo durante unos días en el mes de julio. Hemos pasado unos días con la familia en una casita preciosa en la costa granadina (en Salobreña para ser exactos).

Espetos de pulpo

Luna haciendo una visita a la piscina

Prácticamente todos los años venimos Maricarmen y yo a pasar algunos días por esta zona (es lo que tiene tenerlo tan cerca), pero en esta ocasión ha sido algo más especial, pues hemos disfrutado de unos días con toda la familia, y eso no tiene precio.

Buganvilla

Baño nocturno en la piscina

Un salón con vistas

La casita se encontraba en lo alto de un monte, por lo que teníamos unas vistas privilegiadas e incluso un fresquito muy agradable cuando caía el sol. Se podría decir que era Una casa con vistas, pero en la playa :)

Jorge y Mk tomando algo

De paseo con Telma

De paseo con Telma

Y en cuanto a Salobreña, ¿qué decir? Pues que tenéis que visitarla alguna vez. La playa es muy agradable, aunque muy saturada en estos meses, y el pueblo y su castillo se merecen sin duda una visita. Todo pintado de blanco, callecitas estrechas empedradas llenas de plantas… Un destino económico y muy agradable.

Una casa con vistas en la playa

Relax en la terraza

Jugando con las perras

Ya estamos pensando en nuestra próxima escapada, que seguro será pronto ;)

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que las estás aceptando. Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies