Antes y después: de una casa oscura a una luminosa y acogedora

Cocina de estilo nórdico

En el mundo de la decoración el antes y después es uno de los momentos más emocionantes. Ver cómo una vivienda que era poco acogedora se transforma en un hogar luminoso y cálido es una de las sensaciones más gratificantes que existen. Hoy queremos compartir contigo uno de estos proyectos, en el que se ha pasado de una vivienda más bien oscura a una luminosa y acogedora de estilo nórdico.

Antes y después de una cocina de estilo nórdico

Antes y después de una escalera luminosa

La vivienda original era un espacio que carecía de luz natural y que resultaba bastante frío y poco acogedor. Pero los propietarios tenían claro que querían un hogar luminoso y cálido, en el que pudieran sentirse cómodos y relajados, así que decidieron buscar soluciones que permitieran aprovechar al máximo la luz natural. Para ello, se optó por una paleta de colores claros y neutros, que reflejara la luz y que creara una sensación de amplitud en el espacio. Se utilizaron tonos como el blanco, el gris claro o el beige, combinados con madera natural, para conseguir un ambiente cálido y acogedor.

Salón minimalista de estilo nórdico

Antes y después de un baño

Además, se eliminaron las paredes innecesarias y se abrieron los espacios para que la luz fluyera con naturalidad. Se creó una gran sala de estar con amplios ventanales, que permitían disfrutar de las vistas al exterior y que aportaban una gran cantidad de luz natural al espacio. También se renovaron los suelos y se optó por materiales como la madera natural, que aporta calidez y textura al ambiente.

Salón de estilo nórdico

Salón de estilo nórdico

Para complementar la decoración, se optó por muebles de estilo nórdico, que son conocidos por su funcionalidad, su simplicidad y su elegancia. Se utilizaron muebles de líneas rectas y simples, combinados con textiles suaves y cálidos, como mantas de lana o cojines de algodón. Se añadieron detalles decorativos como plantas de interior, que aportan frescura y vida al espacio.

El resultado de este proyecto es una vivienda luminosa y acogedora, en la que se respira un ambiente cálido y relajado. El estilo nórdico, con su simplicidad y elegancia, se adapta perfectamente a la paleta de colores claros y neutros, creando un ambiente armonioso y equilibrado.

Si estás pensando en renovar tu hogar y quieres crear un ambiente luminoso y acogedor, el estilo nórdico puede ser una excelente opción. Con una paleta de colores claros y neutros, muebles de líneas simples y detalles decorativos sencillos pero elegantes, podrás transformar tu vivienda en un hogar cálido y confortable. A nosotros nos ha encantado el resultado.

Antes y después de una escalera luminosa

Imágenes | My scandinavian home

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que las estás aceptando. Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies