Carrilleras al vino tinto, nuestra primera receta en la Crock-pot

Carrilleras al vino tinto en crock-pot

Carrilleras al vino tinto en crock-pot

Hace unas semanas, aprovechando uno de esos días de descuentos en Amazon, nos hicimos por fin con una olla de cocción lenta (más conocida por la marca Crock-Pot), y aún no habíamos encontrado la receta perfecta para estrenarla.

Ya que la Navidad se nos estaba echando poco a poco encima se nos ocurrió buscar una receta que nos hiciese buen apaño para estas fiestas, y finalmente nos decidimos por una receta de carrilleras de cerdo al vino tinto.

Os adelantamos que nos hemos quedado impresionados de la sencillez para prepararlo todo y, sobretodo, del resultado. Tantas horas de cocción lenta hacen magia en la textura de la carne.

Ingredientes

  • 1/2 kg de carrilleras de cerdo
  • 2 zanahorias
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 cabeza de ajos
  • 325ml de vino tinto
  • 200ml de tomate triturado
  • 1 ramita de romero
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra
  • Sal

Para esta receta de carrilleras al vino tinto en olla de cocción lenta nos hemos fijado en la que tienen publicada en la web Crockpotting. Las únicas variaciones han sido reducir cantidades a la mitad (somos solo dos y no sabíamos si iba a salir bien) y suprimir el caldo de carne y el bouquet (no teníamos, pero seguro que le hubieran ido genial).

Ingredientes Carrilleras al vino tinto en crock-pot

Elaboración de las carrilleras al vino tinto

Lo primero que tendremos que hacer será reducir el vino tinto en un cazo hasta que quede la mitad de volumen. Mientras reduce salpimentamos las carrilleras y las marcamos en una sartén con un poco de aceite. No tienen que cocinarse, tan solo coger un buen color en la superficie.

Ahora colocamos las zanahorias, la cebolla, el romero y el ajo en el fondo de la olla, junto con el tomate, a modo de cama para la carne. Ponemos las carrilleras sobre la verdura y, finalmente, añadimos el vino ya reducido. Llega el momento de tapar la Crock-Pot y cocinar durante 7 horas en la posición BAJA.

Pasado este tiempo retiramos los ajos y el romero, reservamos las carrilleras en un plato y trituramos el resto de ingredientes. Ya podríamos servir la carne y añadir un poco de la salsa por encima. Lo ideal es acompañar con alguna guarnición, pero nosotros estábamos tan absortos con el resultado que ni nos acordamos 😅

Carrilleras al vino tinto en crock-pot

¿Entonces qué, mola la Crock-Pot?

Como decíamos al principio del artículo, nos ha sorprendido gratamente el resultado. Por una parte la comodidad de colocar todos los ingredientes en la olla y despreocuparse hasta que está todo hecho, pero lo que realmente nos ha cautivado ha sido lo tierna que ha quedado la carne.

Teníamos ciertas dudas sobre la posible dureza tras 7 horas de cocción, pero el resultado es una carne que puedes cortar con una cuchara, literalmente. Y, al ser una cocción tan lenta, todos los sabores están ahí, es impresionante… Ahora tenemos aún más ganas de hacer nuestro ansiado pulled pork 🤤

Si tenéis curiosidad, nuestro modelo de Crock-Pot es este, uno de los más sencillos y económicos para iniciarse.

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que las estás aceptando. Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies