Receta fácil de pan sin amasado

Barra de pan casero

Barra de pan casero

Parece que fue ayer, pero ya ha pasado nada menos que un año desde aquel fatídico momento en el que el mundo se paró y nos tocó quedarnos en casa y aprender a lidiar (y convivir) con un nuevo enemigo. Siempre nos gusta hacerle caso a los maestros Monty Python y ver la parte buena de las cosas, y esa ocasión no iba a ser menos.

Y una de las cosas buenas que nos trajo el confinamiento fueron las ganas de experimentar en la cocina y, más concretamente, ganas de hacer pan. A nosotros también nos dio bastante fuerte la fiebre panarra, y desde entonces hemos hecho muchos panes. Ahora, un año después, queremos compartir contigo la receta más sencilla para hacer pan, sin ningún aparato especial y sin amasado. La única peculiaridad es que necesitarás dos días para hacer el pan: un día mezclas los ingredientes y el siguiente lo horneas. Sigue leyendo y verás que receta más sencilla para hacer pan en casa.

Ingredientes para hacer pan

Ingredientes para la receta de pan sin amasado

  • 500 gramos de harina de fuerza de trigo
  • 350 gramos de agua
  • 6 gramos de levadura fresca (2gr de seca)
  • 13 gramos de sal

Pasos para hacer pan sin amasado

1 – Mezcla todos los ingredientes en un bol grande. Puedes empezar a mezclarlo todo con una cuchara de madera, por ejemplo, y acabar con una mano, si te parece más cómodo. Recuerda que estamos haciendo un pan sin amasado, así que lo único que tienes que hacer es mezclar bien todos los ingredientes.

Mezclando ingredientes pan casero

2 – Cuando todos los ingredientes estén bien integrados llega el momento de los pliegues. Es tan fácil como coger la masa por un lado, estirarla hacia arriba y colocarla sobre si misma, como si la estuvieras doblando. Esta operación tendrás que hacerla cinco veces, todo dentro del mismo bol, como puedes ver en las fotografías.

Plegado masa de pan

3 – Tapa el bol, deja reposar 15 minutos y vuelve a realizar cinco pliegues. Esto tendrás que hacerlo un par de veces más, dejando siempre 15 minutos de reposo entre plegados.

4 – Después del último plegado tendrás que tapar bien el bol (te recomendamos usar film transparente, para que esté bien cerrado) y dejarlo en el frigorífico hasta el día siguiente. Estas 24 horas en el frigorífico son las que le van a dar el amasado perfecto.

Masa de pan levada

5 – Al día siguiente saca el bol del frigo y, con cuidado, coloca la masa sobre una encimera en la que has espolvoreado harina (echa bastante para que no se te pegue en la encimera). Divide la masa en dos partes iguales con ayuda de una espátula o un cuchillo afilado.

Dividiendo masa de pan sin amasado

6 – Forma las barras siguiendo los movimientos que ves en esta publicación de Instagram. Es importante que no manipules la masa más de lo necesario, para no perder todo el aire que tiene en su interior. Tápalas con un paño y deja reposar 30 minutos. Precalienta el horno a 240 grados e introduce en la base un recipiente, en el que más tarde tendrás que echar agua para crear vapor. Nosotros usamos una pequeña bandeja metálica que venía con un tostador, pero lo ideal es usar una rustidera de acero inoxidable.

Pan casero reposando

7 – Una vez pasado el tiempo de reposo y habiendo llegado el horno a su temperatura, es el momento de greñar el pan. Sencillamente hazle un corte a lo largo, o varios cortes en diagonal, para que pueda «explotar» correctamente en el horno. Rocía las barras con un poco de agua (nosotros usamos el típico bote de plástico con pulverizador).

Greñando pan casero

Pulverizar agua sobre pan casero

8 – Introduce con cuidado las barras en el horno a media altura, echa un vaso de agua en el recipiente que previamente colocaste en la base del horno y cierra la puerta. Hornea durante 10 minutos con calor solo por abajo.

9 – Pasados los 10 minutos retira el recipiente con agua del horno, con cuidado de no quemarte y continua horneando, esta vez a 200 grados, con calor por arriba y por abajo, durante 20 o 25 minutos. Si quieres que salgan más dorados y crujientes puedes dejarlo 10 minutos más a 100 grados. Esto es opcional (en los panes de las fotos no lo hemos hecho).

Barras de pan casero

Barras de pan casero

Detalle miga de pan casero

Utensilios prácticos para hacer pan

Ya has visto que es una receta de pan bastante sencilla de hacer y para la que no necesitas nada muy especial. Pero si al final le coges el gusto a esto de hacer pan en casa te recomendamos estos utensilios:

Báscula de precisión. Muy útil para medir correctamente la cantidad de sal y, sobre todo, de levadura.

Cuchilla para greñar. Con un cuchillo bien afilado se hace bastante bien, pero una cuchilla especifica te permitirá hacer greñas perfectas.

Espátula. Además de para la masa de pan, una espátula sencilla de plástico es súper útil para manejar y dividir todo tipo de masas.

Rustidera metálica. Perfecta para colocarla en la base del horno y echarle agua para crear vapor, y no deja de ser una bandeja de horno en la que se puede cocinar de todo.

Cesta para levar. Nosotros aún no tenemos una de éstas, pero es ideal para dejar la masa reposar y conseguir panes con la forma perfecta.

Este artículo contiene enlaces de afiliado. Si realizáis vuestras compras a través de ellos nos ayudáis a mantener el blog, y a vosotros os costará lo mismo. Gracias por vuestro apoyo.

Lo de las cookies

Usamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando entendemos que las estás aceptando. Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies